Alfa Romeo Spider, de la pantalla grande a los grandes caminos

0
84 views

Ir de copiloto de pie en el asiento delantero, la brisa corre, rosa tu cabello y mientras cantas una buena canción que está a alto volumen, levantas las manos al aire, para ver y disfrutar de un gran paisaje. Esta imagen, aunque parece sacada de una película de cine, es muy frecuente para los dueños y acompañantes de quien maneja un Alfa Romeo Spider.

Este sofisticado vehículo comenzó su vida pública en el salón de Ginebra en marzo de 1966. Sus primeras líneas, caracterizadas por sus espacios traseros y delanteros redondeados cual jaguar E a la italiana, se mantuvo así hasta el Salón de Turín en 1969.

La aceptación de entrada fue muy positiva y levantó comentarios y suspiros. Los responsables fueron el fabricante italiano Alfa Romeo, del que deriva su nombre principal más la suma de la denominación Spider, que continúo así, incluso cuando aparecieron las distintas versiones, como la descapotable GTV (1995 – 2006) y la Alfa Romeo Brera (2006 – 2010).

Los anuncios publicitarios del lanzamiento, rezaban y no con demasiada exageración, “La cosa más bella bajo el sol”, y literalmente lo era para muchos, y no solo el carro en sí, sino que aumentaba el atractivo, estatus y sofisticación, de quienes lo conducían.

La prensa también lo recibió con muy buenos ojos, por ejemplo, en junio de 1966, la reconocida revista Quattroroute, le daba una calificación 10 sobre 10, gracias a su sincornizado cambio de marchas, estabilidad, notables prestaciones, las velocidades máximas que alcanzaba, frenos potentes y resistentes, solo consideraban mejorables algunos elementos de sus acabados externos.  

Asimismo, la publicación L´Autojournal, destacó que su capota se manejaba fácilmente, poseía una caja de cambios bien sincronizada, de muy positiva estabilidad en recta, suspensión dura pero bien amortiguada, frenos eficaces, y maletero amplio, con un consumo promedio de 11,2 litros cada 100 kilómetros.

Es de destacar, que ya desde la salida al mercado, el Alfa Romeo Spider diversificó su oferta, utilizando mecánica 1.3 y 1.6. en distintos modelos, incluso sus versiones especiales.

Otro de los cambios notables de la historia del Alfa Romeo Spider fueron presentados en la edición 51 del Salón de Turín en 1969, cuando los modelos 1750 y 1300 se convirtieron en “Coda Tronca”, con recorte de cola a 13 cm incluido y se modificaron los asientos y cuadros de mando. El 1750 Spider Veloce, también pasó a 2000 Spider Veloce (133 cv din) esta última salió en junio de 2971 y duró hasta 1983, seguido en junio del 74 por el 1600 Spider Junior (109 cv din).

Los siguientes cambios significativos ocurrieron en 1983, con la presentación de los más estilizados Spider 1.6 y 2.0 (104 y 128 cv din), respectivamente, a lo que prosiguió el modelo Spider Quadrifoglio verde, reediseñado en marzo de 1986 con más ajustes y modernidades.  

Lo más destacable de la tercera generación de los Alfa Romeo Spider fueron sus llantas de aleación, los nuevos modelos 1.6 y 2.0 (109 y 126 cv din), salieron al mercado en enero de 1990 y se mantuvieron hasta 1994.

Por su parte, la cuarta generación representó un compendio de líneas más suaves y con menos matices aerodinámicos. Las ventas también subieron, la cifra total de Alfa Romeo Spider desde 1966 a 1994 llegó a las 124.105 unidades.

Con el Alfa Romeo Spider 1.6 Y 2.0 logró comercializarse internacionalmente, por ejemplo, en países como España desde 1983, aunque ya había modelos disponibles de la gama importada.  

La versión reestiling de enero de 1990 también mereció atención de la prensa, si bien ya los años se notaban, pese a la reinvención, por ejemplo, Le Moniteur Automobile se preguntaba si por el precio de este carro moderno las personas querían ser dueños de un coche con una carrocería tan soberbia, aunque se retorciera fácilmente, es decir, reconocían la originalidad y supremacía del Spider ante sus competidores de esa temporada. Asimismo, alababan su elástico motor y su remodelación estética al pasar de los años.

Quienes poseen un Alfa Romeo Spider destacan desde siempre su línea, sus motorizaciones y su facilidad de descapotado. Aunque haya que tenerle cuidados especiales para mantener su carrocería y partes originales y eléctricas.

Es de destacar también, que uno de los mercados más importantes de este vehículo fue Estados Unidos, país donde los descapotables tenían otras características y el Alfa Romeo Spider llegó y encantó con su diseño suave, sofisticado y lo liviano de su motor y componentes.

Asimismo, el éxito cinematográfico en su participación con el actor Dustin Hoffmann en la película El Graduado, hizo aumentar su fanaticada y posicionamiento en el mercado de aquella época. La película fue ganadora del Oscar al mejor director para Mike Nichols, y fue el despegue artístico de Hoffmann como actor.

Como se ha citado además a lo largo de su historia, los protagonistas de las películas o series de televisión pueden lograr recordación o personificaciones memorables gracias a lo llamativo e icónico de los vehículos que conducían, lo que le da un rol histriónico como parte de la construcción de algunas experiencias o historias, el Alfa Romeo Spider, en definitiva, ha acompañado grandes momentos cinematográficos y de la vida de cada uno de sus dueños y planea seguir haciéndolo por muchos años más.

Historía de Alfa Romeo