Jaguar

Fundación: 1922

Fundador: William Lyons

Propietario: Jaguar Land Rover Limited (Tata Motors)

Sitio internet: www.jaguar.com

Historia de la marca automotriz Jaguar

Lo que conocemos hoy como Jaguar Cars fue fundado en 1922 bajo el nombre de Swallow Sidecar Company en Inglaterra, dirigido por William Lyons. Quien después de la segunda guerra mundial se vio en la obligación de cambiar el nombre a Jaguar Cars, ya que las iniciales SS no eran muy bien recibidas por la posible clientela.

Desde entonces, Jaguar ha sido reconocido a nivel mundial por sus lujosos autos deportivos donde ha sido protagonista desde los años 1930. También formaba parte de Jaguar Land Rover y su sede principal está en Whitley, Coventry West Midlands, Inglaterra. Aunque originalmente se encontraba en Blackpool, su traslado fue gracias a que la industria automovilística tenía una gran presencia en Coventry, y su producción se localizó en Castle Bromwich en Birmingham, donde se enfocaban en la producción de vehículos de aluminio y en Halewood Liverpool donde trabajaban los autos de acero.

Después de tantos años e historia, desde 2008 la compañía pertenece al grupo industrial Tata Motors.

Desde sus inicios la empresa automotriz Jaguar Cars fue bastante independiente, hasta que 40 años después, en 1966 decide ser parte de British Motor Corporation. Luego se volvió a conocer como un compañía independiente desde 1984 para en 1989 unirse a Ford. Para que un año después formara parte de Premier Automotive Group de Ford con Aston Martin, Volvo y Lincoln.

Por lo que hemos leído, la historia de la marca automotriz Jaguar, no ha sido nada estable. Se ha ido uniendo hasta pensar que había conseguido la estabilidad con Ford, lo cual terminó en el 2008.

Seguidamente Land Rover también fue agregada al grupo y en el 2000 fue vendida por BMW.

Es aquí cuando en marzo del 2008 Ford Motor Company se vio obligado a vender tanto a la marca como a su tecnología al grupo indio Tata Motors. La transacción tuvo una tasa de 2.300 millones de dólares.

Aunque la Marca Jaguar ha pasado de ser administrada alrededor del mundo por muchas otras empresas, lo cierto es que, dentro de la industria, ha destacado por modelos y ha sido conseguido títulos en el rubro.

En su producción, el modelo Mark VII nacido en 1951 y enfatizado en el mercado norteamericano se convirtió en un modelo icónico de la marca. Además, tuvo gran demanda, no solo en Estados Unidos, también en muchas partes del mundo. Inclusive este modelo Mark VII del 1956 ganó el Rally Monte-Carlo del 2003.

Luego surgieron modelos sucesivos como el Road & Track y Motor, los cuales también tuvieron un gran recibimiento por los consumidores.

Por todos lados Jaguar ha recibido reconocimientos y títulos. En Gran Turismo en el año 1951 tanto como en el 1953 el modelo Jaguar C-Type logró una gran hazaña en las 24 horas de Le Mans y luego el modelo D-Type realizó lo mismo en el 1955, 1956 y 1957.

Por todo esto en el rubro automovilístico Jaguar no ha podido pasar desapercibido con sus modelos y su tecnología. Aunque haya pasado por varias administraciones, su esencia original nunca se fue, y probablemente esto haya sido uno de los principales motivos por la cual ha tenido tanto éxito y aceptación en el mercado mundial.

Jaguar es una de las empresas y fabricantes inglesas más reconocidas a nivel mundial. Y también ha sido mencionada o ha realizado apariciones en distintas filmaciones tanto de la gran pantalla como en series.

En la famosa película Austin Powers, la protagonista tiene un modelo Jaguar E-Type y en la serie Two and a Half Man, el protagonista Charlie Harper conducía un Jaguar. En la pantalla inglesa también apareció de la mano de Arthur Dailey manejaba un XJ6 y del Inspector Morse en la serie Minder.

Jaguar es relacionado con velocidad, elegancia y diseño. Es por eso que además de realizar autos impecables e impresionantes, también completan su imagen con la personalidad del momento en cuanto a moda y a fama.

Aunque tienen una delicadeza con la modernidad su diseño, también han sido muy cuidadosos en mantener la tradición y la elegancia para demostrar que sus autos son como su culto. Tanto para la marca como para el consumidor.

Es por eso que Jaguar ha dejado y seguirá dejando su huella en todos sus modelos.