Pasión Rally 6: Brincos y aprentizaje

0
4 views

pasion rallye

El fin de semana pasado, en Léon Guanajuato, se corrió la tercera fecha del campeonato nacional de rallies, Rally del Bajío, la última prueba sobre terracería del campeonato nacional, usando tramos que se usan en el WRC, pero sobre todo El Brinco, que es sin duda uno de los tramos favoritos para los espectadores, por el espectáculo que dan los coches.

Por cierto, Guerra tiene el record con 45 metros, cuando hice la primera pasada, además de no querer romper el coche, no brinqué ni medio centímetro, impone, se necesitan ganas.

El tramo de el Brinco es especial por muchas razones, son diez kilómetros de ir a fondo, con un pedazo muy técnico donde hay arena, lodo, grava, luego unas compresiones en donde tienes que cuidar mucho, otras que puedes hacer a fondo y el brinco, es a mi parecer y en mi poca experiencia un tramo muy completo.

Sirvió además para entender más el coche, sobre todo el freno, sirvió también para entenderme más con Andrés que hizo un trabajo excepcional en llevarme más rápido de lo que yo hubiera ido.

El objetivo del rally para nosotros era terminarlo sin romper, las últimas dos de tierra rompimos sin poder engancharnos después del servicio, y tenía la espina de no ser capaz de terminar un rally de tierra.

Esta vez empezamos de a poco, casi de vacaciones, muy lento, de hecho, penalizamos en el primer tramo por llegar 5 segundos tarde, la primera pasada fue de entender el coche, y entender a Andrés.

La segunda pasada apretamos sin arriesgar nada, y pudimos bajarle a nuestros propios tiempos, incluso presionamos a los de adelante lo suficiente como para darnos cuenta de que somos competitivos y podemos ir rápido.

El tramo uno, tres y la mitad del ocho, muy roto, otros coches se quedaron sin suspensión y sufrieron mucho sobre todo atrás, nosotros llegamos completos a la meta, eso ya es bastante, pero, además, logramos acercarnos a los tiempos, hicimos un rally impecable en cuanto a notas con Andrés y entendimos mucho más el coche.

Desafortunadamente, en el control del tramo tres no encontrábamos el chip de tiempos e hicimos una reversa para pedir a alguien que abriera la puerta y lo buscara. Nos descalificaron.

Tenemos mucho que aprender, pero estamos contentos con el resultado, a pesar de todo.