Pasión Rally 2 : Grupo B

0
6 views

Primer Acto. Chasis tubular (versiones evo) que permitía tener pesos de 900 kg.

Segundo Acto. Turbo. Un motor pequeño y más potencia (hasta 500 cv`s para el Peugeot).

Tercer Acto. Tracción Integral. El coche simplemente podía hacer cosas nunca antes vistas.

Bienvenidos al mundial de Rallies 1983

En 1982 la FIA, establece los lineamientos para homologación en competencias de rally del Grupo B, en sustitución del Grupo 4. La idea era incentivar que los constructores entraran al Campeonato Mundial de Rally dando condiciones que permitieran tener coches espectaculares, la más nueva tecnología, con mucha potencia, bajo peso, un sonido inconfundible y que se parecieran en alguna medida a los coches de calle. Esto motivaría al público a comprar las versiones de calle.

En general la idea era poder fabricar coches específicamente desarrollados para rally, por eso se permitieron los chasises tubulares, motores turbo cargados, transmisiones secuenciales, tracciones integrales, carrocerías de fibra de vidrio, ventanas de plástico,

El resultado fue espectacular y espeluznante al mismo tiempo.

A mi parecer, repito, a mi parecer, el 205 es para mí la muestra mejor lograda del B, por su potencia, por la tracción, por el chasis, por el ruido, porque Peugeot, porque Evo 2, porque se volvieron locos, porque soñaron, por la ingeniería, por el amor al rally.

No hay que dejar de lado al Quattro, ni al 5 Maxi, que también me gustan y respeto, el Quattro llevaba ya un desarrollo de años cuando el Grupo B, de hecho fue por el Quattro que todos se movieron a tracción integral, el 5 porque me encanta la idea del motor central en un coche de rallies con tracción trasera basado en un coche que cualquiera podría comprar,

Pero a mi parecer si hablamos de proezas de ingeniería, el Peugeot es a quien debo la admiración de un equipo que en poco tiempo puso lo mejor que tenía en un coche y tuvo éxito en donde puso el coche a comeptir. Jean Todt es para mí además de Senna y de Guerra un héroe digno de muro.

Humberto Calvillo

www.monkeyracing.mx