Tesla quiere eliminar un elemento importante de tu auto

Tesla no se cansa de innovar y quizá su último “proyecto” puede ser la estocada final para un elemento que viene en los autos desde 1913: nos referimos a los limpiaparabrisas.

Un registro de patente indica que Tesla ha ideado un sistema revolucionario para eliminar la lluvia del parabrisas (o luna delantera) y que no requerirá de algún elemento físico sobre el cristal: se trata de un limpiaparabrisas por láser.

Tesla, la empresa estadounidense, tiene varios años trabajando en este nuevo elemento que consiste en un sistema que detecta los residuos que se acumulan sobre el cristal -ya sea lluvia o suciedad- y un sistema de control que lanza rayos láser, que no tiene ningún efecto sobre el conductor, para eliminar los agentes externos.

El sistema de detección funciona gracias a unos sensores ópticos ubicados en el capó del auto, que son capaces de percibir varios elementos: agua, nieve, barro, aceite, insectos, excremento, entre otros.

Para los desarrolladores californianos este sistema puede ser útil también para los panes solares que venden en Estados Unidos. Además de su función para limpiar coches, también podría mejorar la aerodinámica, que es un factor crítico sobre todo en los autos eléctricos.

Los autos Tesla Roadster y el Cybertruck, cuyos lanzamientos fueron retrasados, se presentaron sin limpiaparabrisas, aunque todavía estos dos coches están siendo tratados como prototipos.

De todas formas, aún queda por esperar si la tecnología de los limpiadores a láser tiene éxito y es viable. Porque todavía Tesla puede desechar esta idea si no resulta como lo esperan.

Related articles

Comments

Share article

spot_img

Latest articles

Newsletter

[tdn_block_newsletter_subscribe description=”U3Vic2NyaWJlJTIwdG8lMjBzdGF5JTIwdXBkYXRlZC4=” input_placeholder=”Your email address” btn_text=”Subscribe” tds_newsletter2-image=”753″ tds_newsletter2-image_bg_color=”#c3ecff” tds_newsletter3-input_bar_display=”row” tds_newsletter4-image=”754″ tds_newsletter4-image_bg_color=”#fffbcf” tds_newsletter4-btn_bg_color=”#f3b700″ tds_newsletter4-check_accent=”#f3b700″ tds_newsletter5-tdicon=”tdc-font-fa tdc-font-fa-envelope-o” tds_newsletter5-btn_bg_color=”#000000″ tds_newsletter5-btn_bg_color_hover=”#4db2ec” tds_newsletter5-check_accent=”#000000″ tds_newsletter6-input_bar_display=”row” tds_newsletter6-btn_bg_color=”#da1414″ tds_newsletter6-check_accent=”#da1414″ tds_newsletter7-image=”755″ tds_newsletter7-btn_bg_color=”#1c69ad” tds_newsletter7-check_accent=”#1c69ad” tds_newsletter7-f_title_font_size=”20″ tds_newsletter7-f_title_font_line_height=”28px” tds_newsletter8-input_bar_display=”row” tds_newsletter8-btn_bg_color=”#00649e” tds_newsletter8-btn_bg_color_hover=”#21709e” tds_newsletter8-check_accent=”#00649e” tdc_css=”eyJhbGwiOnsibWFyZ2luLWJvdHRvbSI6IjAiLCJkaXNwbGF5IjoiIn19″ embedded_form_code=”YWN0aW9uJTNEJTIybGlzdC1tYW5hZ2UuY29tJTJGc3Vic2NyaWJlJTIy” tds_newsletter1-f_descr_font_family=”521″ tds_newsletter1-f_input_font_family=”521″ tds_newsletter1-f_btn_font_family=”521″ tds_newsletter1-f_btn_font_transform=”uppercase” tds_newsletter1-f_btn_font_weight=”600″ tds_newsletter1-btn_bg_color=”#dd3333″ descr_space=”eyJhbGwiOiIxNSIsImxhbmRzY2FwZSI6IjExIn0=” tds_newsletter1-input_border_color=”rgba(0,0,0,0.3)” tds_newsletter1-input_border_color_active=”#727277″ tds_newsletter1-f_descr_font_size=”eyJsYW5kc2NhcGUiOiIxMiIsInBvcnRyYWl0IjoiMTIifQ==” tds_newsletter1-f_descr_font_line_height=”1.3″ tds_newsletter1-input_bar_display=”eyJwb3J0cmFpdCI6InJvdyJ9″ tds_newsletter1-input_text_color=”#000000″ tds_newsletter1-input_border_size=”eyJwb3J0cmFpdCI6IjEifQ==”]