Volkswagen

Fundación:
Fundador:
Propietario:
Sitio internet:

La Volkswagen o coche del pueblo, ha sido por décadas la marca favorita de los aficionados a la automoción, su origen se remonta a la Alemania nazi, de la mano del autoproclamado Tercer Reich, quien encomendó al genio del diseño automotor Ferdinand Porsche, la invención de un auto que se asemejara a un escarabajo, cuyo esbozo fue inspirado en la naturaleza. 

El Escarabajo, el deseo hecho realidad del Fuhrer

El legendario emblema que aludía a la esvástica nacionalsocialista, fue la guinda del coche, cuya originalidad, fiabilidad y confort, se adjudicó la aprobación del Fuhrer, por representar el modelo de auto accesible que el pueblo necesitaba, su motor de 26 CV y refrigeración por aire, ubicado en la parte de atrás, consumía 8 litros y alcanzaba una velocidad máxima de 100 km/h. 

El VW38 o Volkswagen Escarabajo, fue creado en 1934, sobre la plataforma del Porsche Typ 60, convirtiéndose en el ancla del resurgimiento de la economía alemana de ese entonces. Fue reconocido mundialmente por su atractivo diseño, y logró trascender su concepto de funcionalidad, posicionándose en el primer lugar, como la mayor productora automovilística del país germán. 
 
La Volkswagen, se ha destacado universalmente de entre las demás fabricantes de la industria, debido a lo novedoso, seguro y exótico de sus modelos, siendo propulsada luego de la segunda guerra mundial por los británicos, quienes restauraron la insignia de la marca, traduciéndolo en las letras con las que se comercializa actualmente, enclavadas en el centro de un círculo. 

La evolución de sus modelos

El titán alemán se ha mantenido en el tiempo, debido a la fiabilidad y constante evolución de sus modelos, apostando siempre a soluciones técnicas sólidas, que van desde las transmisiones de doble embrague, hasta las máquinas de diseño en W, destacándose por ser el más productivo en cuanto a versiones de autos se refiere.

En 1974, la fabricación del Volkswagen Escarabajo se paralizó, abriendo paso al surgimiento del Volkswagen Golf I, que se convirtió en referencia en el segmento C, y en la leyenda automovilística de todos los tiempos. Tenía una longitud de 3,82 metros de largo, 1,61 de ancho y 1,41 de alto, con tres y cinco puertas, y un motor diesel de inyección directa.

A partir de 1975, el Volkswagen Golf comenzó su metamorfosis, estrenándose el Volkswagen Polo, siendo posteriormente fabricado sobre la carrocería del Audi 50. En 1979, surgió el muy comercializado descapotable Volkswagen Golf y no fue sino hasta 1983, que apareció el deportivo Volkswagen Scirocco, con su potente motor de 120 a 200 CV. En ese entonces, nace el VW Golf II, luego, en 1991, el VW Golf III. Más tarde, en 1995 y 1996, el VW Golf III y en 1997, el VW Golf IV. 

El aporte de la marca a la industria

Desde su fundación, muchos han sido los aportes que la Volkswagen ha hecho a la industria automovilística, marcando un mito con cada uno de los modelos fabricados, hasta convertirse en el productor de autos más potente de la historia.

 Entre las versiones más emblemáticas se encuentran:

  - Volkswagen Passat (1973): es un auto de paseo, referencia en el segmento D. con tracción delantera y motores de cuatro cilindros refrigerados por agua (de 55 a 110 CV). 

 - Volkswagen Transporter (1950): Fue una de las versiones de la plataforma T de transporter, por las generaciones T1, T2 y T3. Conformada por un conjunto de furgonetas, como era Volkswagen Bus, las de pasajeros y de carga, panel y cámper.

 - Volkswagen Phaeton (2002-2016): era un auto de paseo lujoso, referencia en el segmento F. Fue usado por la marca para fines de mercadeo. Era una versión de alta gama.    

 - Volkswagen Touareg (2002 - presente): representa al primer todoterreno de la marca, del segmento E de lujo, fabricado de la mano con Porsche. Tenía versiones de altas prestaciones con motores 6.0 W12 de 450 CV y 5.0 V10 TDI de 313 CV.

 -Volkswagen Golf V, Golf A5 ó Golf Mk5 (2003): Representa a la quinta generación de esta versión. Incorpora motor de inyección directa TSI. 

  En la actualidad, la Volkswagen tiene previsto implementar un proyecto de electrificación de todos sus modelos y, así dar paso a una nueva generación (ID) sobre la base de la plataforma MEB, libre de emisiones de carbono, con aras a convertirse en el más potente productor de carros eléctricos a nivel mundial. 

Patrimonio de la marca

 Gracias al concepto que la Volkswagen ha expresado en cada uno de sus modelos, y a la toma de decisiones acertadas, enfocadas en conservar la solidez, confort y accesibilidad de sus autos, se ha forjado un imperio en el sector de la automoción.

 Parte de su patrimonio, lo conforman marcas tan importantes como Audi, Bentley, Bugatti, Cupra, Lamborghini, Porsche, MAN, Scania, Neoplan, SEAT, Skoda, Ducati, entre otras, llegando a expandir su mercado en más de ciento cincuenta y tres países, siendo los modelos más comercializados, el Golf, el Passat y el Escarabajo.

Nuevo desafío de la marca

El éxito de la marca durante todo este tiempo, se debe a la confianza y lealtad de sus seguidores, por ello, mantener su compromiso ante éstos, se ha convertido en el nuevo desafío frente a la baja mundial de las ventas, causada por la emergencia sanitaria debido a la pandemia.

  La crisis económica ocasionada por el virus, tuvo un efecto negativo en la producción de vehículos, lo que conllevó al cierre de fábricas y a la paralización del abastecimiento a nivel mundial.

  Sin embargo, en procura del cumplimiento de los servicios básicos inherentes al sector, ha mantenido operativa su red de concesionarios durante el aislamiento, bajo estrictos protocolos sanitarios propios de éstos, a fin de preservar la salud tanto de los clientes, como del personal que esté de guardia.

Adaptación a la nueva realidad

 Ante la situación actual, la ensambladora alemana trabaja para adaptarse rápidamente a la nueva realidad, implementando las medidas pertinentes para paliar los efectos negativos generados por el coronavirus, manteniéndose firme en su decisión de transformarse digital y eléctricamente.

El nuevo reto impuesto al sector automotor, está en encontrar la forma de estimular la demanda de vehículos, por ello, la Volkswagen ha innovado en la digitalización de los procedimientos de ventas como parte de la estrategia.