Hasta para los no conocedores del deporte, el nombre de Alain Prost puede retumbar en su cabeza. Y es que, este hombre marcó una era muy importante en la década de los 80 dentro de la Fórmula 1 y por eso hoy queremos hablarte de él. 

Alain Marie Pascal Prost nació el 24 de febrero de 1955 en Saint-Chamond, Francia. El hijo de Andre Prost y de Marie-Rose Karatchian, siempre estuvo inclinado a la práctica de diferentes deportes, se paseó por el fútbol, el tenis, el golf y el esquí, pero terminó enamorándose del automovilismo. 

Sus inicios en el mundo del motor se dieron en las pistas de karting, donde obtuvo sus primeros éxitos. Comenzó su larga lista de victorias en el año 1973, alcanzando el primer lugar del French Junior Championship y también en el European Junior Karting Championship. Otro de sus grandes triunfos en su inicio, fue obtener la 14° posición en el campeonato mundial de kartismo. 

Prost era un joven que prometía una carrera exitosa, por eso no se detuvo en el kartismo y logró pasar de los kartódromos a las monoplazas, al ingresar a la Fórmula Renault de Francia, en el que logró importantes resultados: campeón de Francia en 1976 y de Europa en 1977.

Los buenos frutos que dejó Prost durante su participación en la llamada Fórmula 2, le abrieron paso para correr en las pistas de la Fórmula 3, donde, en su primer año ganó el campeonato en Francia y, un año más tarde, se alzó con el de Europa. 

alain prost renault

Comienza la leyenda

En la década de los 70, Prost demostró que ya estaba preparado para las pistas profesionales y que solo le quedaba demostrar todo su talento para subirse a lo más alto del podio y así fue. 

Finalmente, Alain Prost entró a la Fórmula 1 portando la insignia de McLaren, se estrenó en el Gran Premio de Argentina de 1980, donde encontró los puntos necesarios para pasar al Campeonato del Mundo en el que se posicionó en la decimosexta plaza. 

Un año más tarde, entró a la filas de la escudería de Renault. Lo hizo para sustituir a su coterráneo Jean-Pierre Jaboille. Su primer trofeo lo obtuvo en el circuito Dijon-Prenois (Francia) en 1981 y desde ese momento comenzó a confirmar que era la promesa del automovilismo de Francia. 

Entre 1982 y 1983, El Profesor, como fue apodado, vivió una temporada bastante competitiva y, aunque no obtuvo el primer lugar en las competencias, se posicionó como los grandes del pilotaje profesional. 

Para 1984 volvió a la escudería de McLaren, equipo en el que se convirtió compañero del gran campeón austríaco Niki Lauda, Ese año, estuvo a punto de ganar la competencia, salvo que el mismo Lauda le quitó el puesto al posicionarse con medio punto más que él. 

Pero Prost no se quedó ahí. Al año siguiente llegó el primer Mundial, en el que se adjudicó once podios en dieciséis carreras. Unos meses más tarde se consagró como el cuarto piloto de la historia en alcanzar dos mundiales seguidos. Esta hazaña la habían logrado Ascari, Fangio y Brabham. 

Fue también durante la temporada de 1985 cuando comenzó su tan conocida rivalidad con el brasileño Ayrton Senna. Esta disputa fue muy notable cuando compartieron equipo entre 1988 y 1989.  Durante el Gran Premio de Japón del 89, en el que Prost se quedó con el primer lugar, y en el del año siguiente, él y Senna se echaron de la pista. Tras todas estas disputas, Prost decide retirarse de Honda e irse a Ferrari

A partir de 1990, Prost comenzó una nueva temporada de victorias, esta vez piloteando el Ferrari 641. Esto hizo poner en riesgo la estabilidad del dominio de los McLaren-Honda y puso nuevamente a Ferrari en el camino directo al título. El buen manejo de Prost y del equipo técnico permitieron que la 641 diseñada por Barnard, se transformara en un rival contundente. 

Para 1992, el campeón francés decidió dejar las pistas para comentar las carreras para la televisión local, pero regresa al siguiente año para cerrar con broche de oro su carrera con su cuarto título con Williams Renault. Luego de esto se retiró por completo de las carreras. 

“El profesor”

Desde 1997 hasta 2001, Prost dirigió su propio equipo de Fórmula 1, llamado Prost Grand Prix. No obstante, esta acción fracasó, ya que “El Profesor” no pudo aplicar sus conocimientos a la gestión de una escudería. El Prost Grand Prix quebró a inicios de 2002.

alain prost ferrari