Aston Martin

Fundación:

Fundador:

Propietario:

Sitio internet:

Aston Martin, una historia de lujo y elegancia

El año 1913 es recordado por los amantes del automovilismo por el nacimiento de una de las marcas más icónicas del mundo. En esa época, cuándo iniciaba la Primera Guerra Mundial, daba sus primeros pasos Aston Martin, una empresa que hoy es sinónimo de lujo y elegancia.

Robert Bamford y Lionel Martin, en 1913, se unieron para crear Bamford & Martin Limited, con el objetivo de imitar el éxito de General Motors y Ford, compañías que ya operaban en ese entonces.

Un año más tarde (en 1914), la empresa toma el nombre de Aston Martin luego de la victoria que obtuvo Lionel Martin en el Aston Hill Climb, una competencia de escalada rápida que se desarrolló en la ciudad de Buckinghamshire, en Reino Unido.

En 1915, después de algunos tropiezos económicos, Aston Martin construye su primer auto, el cual bautizaron de forma homónima. Cinco años más tarde, la empresa comienza a operar en Kensington.

Aston Martin debuta en competición

El debut competitivo de Aston Martin no llegó sí no hasta 1922, cuando participaron en el Gran Premio de Francia. En esa carrera lograron colocar a dos de sus vehículos en el podido. Sin duda alguna, a partir de ese momento se comenzaría a fraguar una leyenda del automovilismo.

Diversos problemas económicos -que hoy en día aún existen- se hicieron presente en la compañía durante la década, y se vieron obligados a cerrar en 1925. Un año más tarde, sin embargo, un grupo de inversores recuperó la compañía y la denominó Aston Martin Motors.

A continuación, el negocio empezó a dar frutos y salieron a la calle una amplia variedad de autos y Aston Martin fue testigo del aumento de su reputación en materia de ingeniería y diseño. Debido a esto, la casa automotriz entró en las prestigiosas 24 horas de Le Mans, cuando corría el año 1928.

Durante 1930 y 1939, la franquicia experimenta  una gran ola de éxito gracias al extraordinario desempeño del Aston Martin Le Mans 1.5 L se llevó los máximos honores en las 12 Horas de Le Mans en 1933.

Simultáneamente, la gama de vehículos fabricados por Aston Martin aumentó exponencialmente en los años 30 llegando a la cifra de 140 vehículos fabricados en 1937, siendo esta la cifra más alta antes de la Segunda Guerra Mundial.

En 1939 se presentado, con bombos y platillos, el Aston Martin Atom, un coche revolucionario y vanguardista con un novedoso chasis tubular, carroceria de aluminio y suspensiones independientes.

La era de David Browm

En 1947, el industrial inglés David Brown compró Aston Martin y le inyectó nuevos aires y energías. La empresa creció mucho más con la posterior compra de Lagonda. Después de esa adquisición, la producción se estableció en Hanworth Park. En esos talleres se inició la producción en serie del Aston Martin DB2.

Con una seguidilla de triunfos en las 24 horas de Le Mans del mismo año, Aston Martin vio agigantada su reputación.

Para 1954, la compañía movió su producción a Newport Pagnell. La nueva planta se convirtió en el lugar de nacimiento de autos como el Aston Martin DB2/4. Dos años mas tarde, en esta ciudad también se confeccionaron los Aston Martin DBR1 para competición, así como el Aston Martin DB MK III o el Aston Martin DB4. 

Aston Martin finalizó los años 50 con grandes éxitos en competición. Gracias al Aston Martin DBR1, la constructora se llevó buenas victorias en pruebas tan exigentes como las 24 horas Le Mans o los 1000Km de Nürburgring en el año 1959.

En el ámbito comercial y urbano, Aston Martin sacó a la venta el Aston Martin DB4GT, una evolución mas deportiva del DB4 original y que tuvo un gran éxito. En 1969, deciden colaborar  con el carrocero italiano Zagato y juntos lanzan al mercado una muy lujosa y exclusiva: el Aston Martin DB4GT Zagato.

En los años 60, la empresa atraviesa una grave crisis y quebró en 1975. El consorcio que unía a Peter Sprague, George Minden y Alan Curtis hizo renacer a la compañía. El moderno AstonMartin Lagonda fue el primer vehículo que sacaron al mercado tras el rescate.

En 1987 la compañía fue adquirida por Ford y esta la consolidó en el mercado con el lanzamiento de los modelos Aston Martin Virage, Vantage, o el Aston Martin DB7.