La compañía alemana BMW vendió 135.829 coches deportivos este 2019, convirtiéndose así en el líder de ventas en este renglón en el mundo, incluso por encima de sus competidores principales, como lo es Mercedes-Benz –quien mantenía la corona- y Audi.

El número total de estas ventas en el último año representa un incremento de 32,2% con respecto al 2018 para la compañía automotriz, que se caracteriza por brindar al mercado modelos Premium (de alta gama), los cuales son muy comercializados.

Estados Unidos, Alemania y Reino Unido son los países donde BMW obtuvo la mayor parte de sus ventas, viéndose también un buen estímulo de compra en otras naciones europeas como España, donde de igual forma se logró un record histórico de ventas de deportivos de esta marca.

Y es que es la cifra más alta para la empresa en sus casi 50 años de creación y presencia en el mercado automotriz internacional, y aunque aún no supera los niveles de venta generales que hacen de Mercedes-Benz la marca de alta gama más valiosa, con un total de 2.34 millones de coches vendidos el año pasado -en comparación con los 2.17 millones de BMW-, continuó posicionándose y creciendo en un año en que la venta de coches sufrió una desaceleración de 4,4% con respecto al 2018 a nivel mundial.

¿Pero qué trajo este incremento?

La salida al mercado de nuevas generaciones y modelos deportivos de su serie M: X3 M, X4 M, X6 M, o los M2 CS, M8 Coupé, M8 Cabrio y el C5 M, ha sido el secreto de BMW. Una estrategia que le valió el incremento de ventas e interés por parte del público, en su mayoría americano y europeo.

Pero lo más importante, es que se cree que esta conducta continuará este 2020, pues la compañía tendrá nuevos lanzamientos que se esperan produzcan resultados tan significativos como los pasados. Este año se prevé la salida al mercado de la nueva generación M3, M4, M8 Gran Coupé y X5 M, así como de otros modelos que fueron anunciados en 2019.

Y es que BMW ya ocupa el décimo (10) lugar en el ranking de marcas de automóviles más vendidos en todo el globo, siendo superada por Mercedez-Benz (puesto 09) y otras compañías que fabrican coches de categoría más general como Chevrolet (07), Honda, Ford (03) o Toyota (01).

¿Qué tiene de especial el BMW M?

“M, la letra más poderosa del mundo”, así describe BMW a la serie de sus cotizados automóviles deportivos. Fabricados desde 1972, estos vehículos han ganado una importante cuota del mercado global por satisfacer la demanda de unos clientes que esperan obtener calidad, lujo y confort al comprar estos carros.

Son de los coches con las más altas prestaciones. En esta serie, sus modelos mejoran ciertas características que ya se encuentran en otras gamas de la marca, además de ofrecer otras que los potencian en cuanto a lo deportivo se refiere.

Los modelos M mantienen una “clásica tracción trasera” y una “suspensión adaptiva”, características que los diferencian de otras marcas, pero que les permiten ser precisos y agiles como los autos de competición.

Lo que hace que estos automóviles de BMW sean tan apreciados es la presencia de alta tecnología innovadora que los hace aerodinámicos y permiten a los conductores experimentar emoción como si estuvieran en una pista de carreras. Poseen motores potentes y sus sistemas permiten mantener el control del auto al estar al volante.

En cuanto a su diseño, las carrocerías son más dinámicas con líneas marcadas –al estilo de los coches deportivos- y poseen llantas de aleación ligera. En el interior de estos modelos, el cuero predomina al estar en la fabricación de los asientos, así como otros materiales que le dan un sello de lujo único.

Existen modelos coupé o cupé (de dos puertas), sedan y por supuesto, descapotables, así como variedad de colores brillantes para destacar aún más. Una variedad para los diferentes gustos.

Sin duda alguna, BMW será una de las marcas más destacadas este año en cuanto a coches deportivos se refiere. Resta por ver qué traerá su competencia –como Mercedes-Benz o Audi- al mercado en lo que irá de este 2020, además de otras casas Premium.