Toyota

Fundación:

Fundador:

Propietario:

Sitio internet:

Conociendo el origen, historia y trayectoria de Toyota

A más de ocho décadas de su fundación, Toyota está en la cima de la industria automotriz a nivel global, junto a Ford y General Motors como los principales vendedores en el mundo. Esta compañía japonesa tiene más de 40 plantas de ensamblaje alrededor del mundo y 12 centros de investigación, planificación y desarrollo. Más de 300 mil personas están trabajando en esta gran empresa.

¿Cuáles son los orígenes de la marca Toyota?

Todo empezó a tomar forma en el año 1933, cuando surgió una división de la empresa Toyoda Automatic Loom Works, fundada por Toyoda Sakichi, quienes contaban con el primer sistema automático para tejidos.

Una empresa británica al estar muy impresionada por esta dinámica de trabajo, por eso decidió comprar los derechos de producción y ventas por 100,000 libras. Con esos recursos, Toyoda Kiichiro, hijo de Sakichi, desarrolló tecnología automotriz que le permitió fabricar su primer vehículo, el Model G1 en 1935 y luego su primer carro compacto, el AA Sedan en 1936.

Ahí es cuando surgió esta subdivisión de la compañía que empezó a tener un crecimiento constante y de mucho éxito. Ese es el momento cuando nace la gran Toyota Motors Company.

Toyota durante la Segunda Guerra Mundial

Ese gran flujo de trabajo se vio ante circunstancias sumamente complejas, cuando inició la guerra y su producción se vio amenazada. Enfrentando muchos obstáculos, empezaron a fabricar camiones que serían utilizados por la milicia japonesa, todo ante la escasez de suministros generada por la difícil situación del país.

En 1947 se retomó la producción y lograron sacar un nuevo modelo de automóvil, enfocándose nuevamente en el mercado de carros compactos. Eso les permitió fabricar vehículos que serían exportados hacia el continente americano, por eso en la década de los 50 llegó a Estados Unidos el Toyota Crown.

El alcance internacional de Toyota

Su llegada al otro lado del mundo les hizo ganar un enorme reconocimiento que les permitió establecerse rápidamente en Norteamérica con Toyota Motor Sales Inc. y en Suramérica con Toyota do Brasil S.A.

Sin embargo, esta adaptación no fue sencilla. Primero la empresa tuvo que acoplarse a la relación entre gastos de fabricación y ganancias de ventas ante las exigencias tan distintas que tenían los clientes de este nuevo mercado.

Mientras sucedía esto, se aliaron con empresas locales de Tailandia para comercializar su marca en ese país, hecho que los hizo oficialmente internacionales y así lograron a su millonésima venta. De hecho, su expansión global no solo hizo que sus carros llegaran a otros países, sino que también decidieron incursionar en otras industrias, como cuando se les otorgó su primer Control de Calidad y empezaron a involucrarse en las carreras de automovilismo.

Para la década de los 80, Toyota ya ubicaba el segundo puesto entre los fabricantes automotrices. Su marca ya estaba establecida como Toyota Motors Corporation y en 1989 presentaron una marca de lujo, Lexus.

Aún faltaba otro impulso más para aumentar en popularidad, que sería la creación de su sede en Europa. Por supuesto, ya existían distribuidores autorizados que vendían vehículos Toyota y se habían hecho muy populares en esta región, sobre todo entre los británicos, por eso se decidió construir una gran oficina en el Reino Unido.

A finales de los años 90 hubo logros muy significativos para Toyota, como su presencia en la Bolsa de Londres y la Bolsa de Nueva York, como también el lanzamiento de su primer modelo híbrido fabricado de forma masiva, el Prius. Para finales de esa década la marca ya habría producido aproximadamente 100 millones de vehículos.

El futuro de Toyota

Una empresa de grandes orígenes, que ha cosechado tanto éxito gracias a la innovación en tecnología desde su primer día, se mantiene fuerte y continúa diversificando sus ofertas a distintos mercados alrededor del mundo. Los números en las ganancias de Toyota ya superan los 200 billones.

Hace pocos años, superaron a General Motors en ventas a nivel global, luego de haber pasado tanto tiempo en el segundo lugar. Como fabricante de casi cualquier tipo de automóvil, se ha convertido en una organización icónica para Japón y su prosperidad económica.

Toyota Motors Company y todos sus derivados han dejado un legado enorme que no ve fin en un futuro cercano.